Punto de llegada … Punto de partida

Increible, finalmente pisamos tierra Maori!!!

New Zealand nos recibió con un Kia Ora y algunas otras frases que ahora no recuerdo, pero seguramente iré aprendiendo con el tiempo.

33aucklandBajamos del avión y respiramos profundo para llenar los pulmones con el aire fresco de un domingo por la tarde… Caminamos nuevamente por un pasillo largo, esta vez el corredor estaba completamente adornado como si estuviéramos en tierra media, pasamos por el famoso arco Maori y por supuesto nos sacamos muchas fotos. (No las podíamos dejar pasar, pero tuvimos que esperar nuestro turno por la cantidad de orientales que habían!)

Todo iba perfecto, pasamos por migraciones claro que declaramos todo y por supuesto no tuvimos ni un solo problema, entonces llegamos a la sección en la que retirás los equipajes, encontramos el mío en dos segundos (es fuccia, eso ayudó bastante). La valija de Ale no llegaba nunca, estuvimos dando vueltas por las cintas una y otra vez pero no hubo caso, de pronto vino un empleado y me dijo que no había más equipaje de nuestro vuelo… Chan!

Considerando la afirmación de este buen señor decidimos ir a la oficina de reclamos, donde nos contaron que Lan no había enviado todo el equipaje en el mismo vuelo y que probablemente llegaría esa noche o al otro día. Nosotros venimos de Argentina con lo cual supusimos que Ale pasaría por lo menos una semana sin ropa, de todas maneras lo que pasó con el equipaje es otro tema, no nos vayamos por las ramas!
Luego de hacer el reclamo salimos finalmente y ahí estaba Darío esperándonos para darnos la bienvenida!!! Qué lindo reencuentro!! (Abrazos fuertes, risas y chachara)

Ese fue nuestro punto de llegada, pero también nuestro punto de partida …

… Ahí comenzamos esta aventura que no sabemos a donde nos llevará, pero eso no importa, porque el camino es tan importante como la meta y estamos decididos a sacarle el jugo a este camino.

Salimos del aeropuerto y me faltaban los ojos para mirar, así que decidí relajarme y dejar que los paisajes, los aromas, el aire, que todo mi alrededor llené mis sentidos.
Entre presentaciones, charlas, mates, cena y mucho bla bla bla, llegó la hora de dormir, pero francamente no tenía sueño, estaba pasada de vueltas y completamente ansiosa por todo lo que vendría… me acosté y me puse a mirar por la ventana, podía ver desde esa ubicación la Skytower y un montón de luces, con esa imagen desde un séptimo piso, Ale a mi lado y mis pensamientos todos uno encima del otro, me dormí profundamente.

4Auckland

 PD: Lunes 28 de enero, feriado en New Zealand, 9 am sonó el timbre del departamento y resulta que era nada más y nada menos que el equipaje de Ale desde el aeropuerto … ni un día de espera, quedamos maravillados!

 

Anuncios