Y hoy qué hacemos?

Hace un par de semanas mientras nos tomábamos unos mates decidimos democráticamente en este mundo de dos qué hacer en nuestro día libre. Teníamos varias opciones y una de ellas salió elegida por unanimidad: Skippers Canyon!

Yo me re emocioné porque hace un montón tenía ganas de ir y por A o por B siempre terminábamos sin hacerlo, así que obvio, me re emocioné!

Nos dispusimos a armar la mochilita: Agua (mucha), repelente, protector solar, dos barras de cereales, dos sandwichitos de pan lactal (de milanesa), una toalla y cámara -infaltable-.

Todos al auto *el conductor chequea la nafta*, a la cuenta de 3 ya estamos en camino!

Para ir a este lugar se accede desde Coronet Peak, subimos el primer tramo como si quisiéramos llegar al centro de ski pero doblamos antes a la izquierda, donde nos encontramos con este señor que nos dio indicaciones para la aventura del día.

entrada a la ruta

Entrada!

El Skippers Canyon es por supuesto un cañón y alberga una parte del río Shotover, es uno de los lugares de la zona donde allá por 1862 se encontró oro.

Skippers Canyon

El acceso al área fue siempre Skippers Road, en esa época se fue armando este camino con la gente que iba y venía a caballo, igual era muy peligroso, a medida que se iba haciendo más transitado por carretas que llevaban y traían mineros, viveres y maquinarias fue creciendo la necesidad de armar un camino más seguro, así que se pusieron manos a la obra, “La ruta” tardó siete años en estar lista… hoy por hoy es prácticamente igual que en aquel tiempo.

Panorama de la Skippers Road

No solo es una de las rutas escénicas más famosas de New Zealand, sino que es una de las dos rutas del país donde no podés o por lo menos no es recomendable acceder con autos alquilados porque el seguro no te cubre nada. Es de una sola mano, angosta y de cornisa bien empinada (ahora creo que entendieron la parte de porque no con los autos alquilados) les juro que está más que increíble!

Entre la cornisa y la pared!

Para el momento en que el oro fue haciéndose cada vez más escaso los visionarios de Queenstown le vieron la veta turística, en la actualidad es más que una atracción turística, desde 2006 es patrimonio cultural protegido por New Zealand Historic Places Trust.

Hablando de rutas peligrosas, a este “pasillito” le llaman: Hells Gate! Por supuesto fue nuestra primer parada, no solo lo pasamos con el autito, sino que también lo caminamos solemnemente.

A este pasillito le llaman “Hells Gate”

La segunda parada fue Charlestown o Maori Point:
Después del súper hallazgo de oro en Skippers Canyon, los mineros fueron siguiendo el “río de oro” en sentido ascendente encontrándose con gargantas de paredes bien empinadas y terrenos difíciles, pero eran súper grosos y no se dejaron intimidar… volvieron a encontrar oro en la zona que se conoce como Maori Point, de hecho encontraron un montón más ahí, tanto que decidieron asentarse y en ese punto nació Charlestown, donde llegaron a tener hasta una estación de policía y un juez para resolver las disputas entre los de ahí. Después que las “disputas” estuvieron controladas, se establecieron hoteles, carnicería, panadería, oficina de correos y un banco *este último infaltable si lo que estaban buscando era oro*, llegaron a tener 1000 personas viviendo ahí, pero se fue reduciendo con esto de que el oro no crece de la nada y si lo sacás y lo sacás entra a acabarse. Hoy por hoy solo queda un cartel, una placa, las piedras de una chimenea caída y una señal que dice “Maori Point”.

Maori Point

Maori Point

Vista del Maori Point

Seguimos por la ruta de cornisa y nos encontramos con algunas curiosidades como esta:

IMG_1484

Curiosidades en Skippers Road

Llegamos a este punto de Skippers Canyon que nos encanto, así que nos quedamos tirados en las piedras y mojándonos los piecitos en el Shotover river.

IMG_1522

Antes de llegar al Skippers Point cruzamos el Skippers Bridge, no es el original, hubieron dos antes, pero tanto el primero como el segundo eran más precarios y aunque funcionaban más o menos bien eran un poco peligrosos.
El que cruzamos en la actualidad para llegar a Skippers Point comenzó a construirse en 1898 y fue terminado a los dos años, de hecho su inauguración fue en 1901.

DCS_9058

El punto final de esta travesía es el Skippers Point, acá pudimos ver la antigua escuela de ese asentamiento, ruinas de hoteles, el barriecito y el cementerio… todo muy bien conservado, al llegar ahí lo único que pensé fue: “Y acá en el confín del mundo vivía esta gente…”
Hoy es lejos y remoto, traté de imaginarme como fue la vida en ese entonces, como fueron los viajes… como era todo, por suerte para ayudar a mi imaginación habían libros con historias y un montón de fotos antiguas.
Lugares mágicos si los hay…

Los dejo con una fotito para los fanáticos del Señor de los Anillos…. en este paisaje Arwen cabalgaba con Frodo herido huyendo de los jinetes… insisto, lugares mágicos si los hay…

DCS_9085

Skippers Canyon

Anuncios