L de Libros…

1:30 am del 4 de enero de 2016, escuchando Eddie Vedder- Into the Wild original soundtrack…

Letras, lengua, literatura, libros, lectura… libertad…

 

1097625_150106891855043_332828193_o

Foto tomada por Ale en la Public Library de Queenstown… bellísima, no?


Qué ganas de zambullirme adentro de uno de esos!
Aunque quizás no particularmente en esos porque creo que son de leyes y no me atrae mucho ese tema…

Que rico olor que tienen los libros de papel, no?
Que placer ponerle marcadores en las partes importantes, trabajarlos, dejar las propias huellas en ellos, pequeñas huellas en grandes obras diría yo, rastros nuestros que les añaden valor sentimental…es que no es lo mismo un libro nuevo de una historia que ya leíste, que el libro en el que la leíste por primera vez.
Es como si las emociones que te generó se hubieran quedado atrapadas entre las páginas mientras lo leías…

Pero cuando es nuevo, nuevo del todo, tiene un encanto distinto…
El encanto de lo desconocido, el encanto que tienen las posibilidades, el encanto que tiene la invitación a una nueva aventura…

En fin, los libros tienen magia… nuevos o viejos, leídos o listos para ser descubiertos… de cualquier forma, tienen magia.

En un momento de mi vida tuve que tomar una decisión importante respecto a este tema … allá por el 2011 andaba leyendo un par de libros de Ken Follett, libros que me costaron nudos en los trapecios de lo pesados que eran… es que no puedo salir de casa sin un libro en la cartera y Ken no se caracteriza precisamente por escribir ediciones de bolsillo.

La decisión fue ir a por el E-reader, en mi caso fue un kindle, un modelo hoy ya discontinuado pero que aún funciona perfecto, además le guardo afecto así que no pienso cambiarlo por uno más nuevo hasta que deje de encender.

kindle

Mi Kindle y “The Kite Runner”

Debo decir que fue una decisión difícil, los primeros meses lo usaba muy poco, lo tenía conmigo y con libros adentro, pero en casa seguía usando mis libros de papel, además no disponía de la versión digital de todos los que tenía planeado leer en ese momento… me costaba dejarlos ir, no es fácil cambiar el paradigma respecto a este tema, bueno, no es fácil cambiar paradigmas diría yo.

Con el tiempo de a poco nos fuimos haciendo amigos, a tal punto que hoy es uno de mis dispositivos de cabecera… aunque el inicio de nuestra relación fue complicado hoy no se que haría sin él … 😛

Acá viene la parte en la que parece que Amazon o alguna empresa de e-readers me paga comisión…  pero es que hay un antes y un después en la vida de un lector que por la razón que fuere tuvo que reemplazar los gloriosos libros de papel por uno de estos aparatitos.
Para ser honesta son más versátiles de lo que me esperaba. Puedo subrayar, escribirle notas, poner marcadores en las partes importantes, compartir citas, puedo acarrear más de un libro a la vez cargando nada más que unos pocos gramos en la cartera o en el bolsillo más chico de la mochila… puedo entregarme completamente a mi estado de ánimo a la hora de leer, quienes me conocen saben que nunca estoy leyendo un solo libro y como con la música, depende de mi estado de ánimo la elección de qué voy a escuchar o qué voy a leer hoy…

Cuando vinimos a New Zealand y todas las pertenencias que teníamos en el mundo entraban en una valija y una mochila urbana, acá aprendí no solo a valorarlo más que antes, aprendí a amarlo! ❤ …
Antes era fácil no desprenderme de mis costumbres porque disponía de una biblioteca con todos los libros que quería en nuestro departamento, ahora en esta nueva vida no me quedaba otra…  así el kindle y yo nos hicimos inseparables.

Por supuesto los libros de papel aun me causan mariposas en el estómago y más de una vez me veo tentada de adquirir algún lindo ejemplar.
Tanto me gustan los libros de verdad (como si los digitales no fueran reales)… que algo que siempre hacemos cuando viajamos es visitar las bibliotecas públicas de los lugares que estamos conociendo…

libraryqtn

Biblioteca Pública de Queenstown – Sector infantil 🙂

Dicen que hay un lugar en el infierno reservado para aquellas personas que piden libros y nos los devuelven….

…También dicen que hay un lugar en el cielo reservado para aquellos que los dejan ir, que comparten la magia porque saben que no está bien reservársela para ellos solos…

leyendo

Y vos… Dónde tenés reservado tu lugarcito? 😛

Anuncios